Quinta gama: la oportunidad de degustar exquisiteces culinarias a precios razonables.

 

Quinta Gama es el distintivo de productos elaborados, listos para emplatar y servir o, en algunos casos, calentar y añadir algún elemento adicional como guarnición.

Se trata de productos envasados al vacío (o en atmósfera protegida), enlatados y a veces congelados, entre los que nos podemos encontrar platos que de otra manera sólo estarían al alcance de unos pocos.

 

La primera vez que oímos hablar de "quinta gama" quizás nos suene a "quinta categoría", pero en realidad el número define el nivel de elaboración y no la calidad del producto. Así, la primera gama son productos sin elaboración alguna, como frutas y hortalizas; la segunda gama se refiere a enlatados; la tercera gama son los congelados

 

industrialmente, que conservan sus propiedades alimenticias gracias a un proceso rápido de congelación; la cuarta gama son envasados al vacío o en atmósfera controlada, y la quinta gama nos ofrece la posibilidad de consumir productos totalmente elaborados, ya que han estado sometidos a cocción y envasados al vacío o en atmósfera protegida.

 

Como hemos comentado, la calidad no depende de la gama pero en todas las gamas de elaboración, así como en los productos en sí mismos, hay calidades diferentes.

 

En Donde da la vuelta el viento apostamos por platos de elaboración propia, pero también disponemos de algunos artículos de quinta gama de muy buena calidad, cocinados de manera artesanal, con cariño y por profesionales con una gran experiencia

 

en la elaboración de sus platos estrella, y así ofrecer alta gastronomía a precios asequibles; platos que, elaborados en restaurantes de alto postín podrían superar los 50 €, los puedes degustar en nuestro modesto restaurante de Lavapiés por menos de la mitad. Entre otros, puedes disfrutar de unos pimientos del piquillo rellenos de bonito del norte con azafrán por poco más de 16 €, o merluza europea en salsa verde, unas carrilleras confitadas en foie, o sepia en su tinta por unos 13€, así como un excelente marmitako de bonito del norte por poco más de 10 €, y subiendo aún más de nivel, eso si, para dos personas, faisán a la provenzal, tres codornices escabechadas o perdiz con salsa de chocolate por menos de 27 €.

 

Además, al tratarse de productos envasados en origen y con una larga duración a pesar de no llevar conservantes artificiales, te los

 

puedes llevar (por menor precio) para disfrutarlos en casa, en un picnic o incluso para regalar y sorprender a esa persona especial con un paladar exquisito que todos tenemos en nuestro entorno. Y si no te apetece acercarte al bar a por estosmanjares, te los llevamos donde quieras con Goveo, la APP de delivery del barrio. Claro que, en los bares... todo sabe más rico.

  • Facebook
  • Instagram